Cómo Ahorrar Dinero a Largo Plazo: 8 Estrategias Eficaces


Cómo ahorrar dinero a largo plazo

A decir verdad, ahorrar dinero a largo plazo no es fácil, porque se presentan muchas tentaciones en el camino; entre muchos, algunos ejemplos:

  • Gastar el dinero en antojos
  • Dar al dinero ahorrado un uso diferente al inicialmente previsto
  • Cubrir imprevistos
  • Destinar el dinero a muchos pequeños usos, en vez de una gran inversión que realmente vale la pena
  • Supuestas inversiones extraordinarias o esquemas para ganar dinero rápido
  • Aparentar en vez de comprar lo que realmente se necesita

Estrategias para evitar las tentaciones y ahorrar por montones

Fondo de emergencia

Una de las tentaciones más difíciles de evitar consiste en gastar el ahorro en imprevistos. La razón es porque son totalmente justificados. Se descompuso el coche: HAY que arreglarlo para poder ir al trabajo / llevar a los niños etc. Se descompuso el desagüe de la cocina. TENGO llamar al fontanero para que lo arregle ya.

Es indiscutible que el auto debe arreglarse y el desagüe debe destaparse. Justamente como no hay discusión y como los arreglos son inmediatos, no hay mucha resistencia a gastar en estos imprevistos.

El problema radica en tomar el dinero del ahorro para cubrir este tipo de gastos. En la medida en que contemos con un fondo de emergencia cuyo único fin es cubrir los “imponderables”, podrás tomar el dinero que necesites, pagar el costo del arreglo y reponerlo sin afectar tu ahorro.

De acuerdo al experto Dave Ramsey, el monto de este fondo de emergencia debería estar entre 3 y 6 meses de gasto. No te preocupes; si parece mucho, puedes construirlo a lo largo de algunos meses o incluso años.

Por otra parte, si analizas bien, los imprevistos realmente no son imprevisibles. A mejor presupuesto, menos imprevistos habrá. Adelante hablaremos un poco más sobre este punto importantísimo.

Metas y un propósito relevante

Al final todos terminamos consiguiendo lo que es realmente importante, para nosotros mismos, nuestros hijos o nuestras prioridades.

Me gusta mucho el caso del ahorro para el estudio. Para muchas personas el estudio de los hijos es una de las mayores prioridades de la vida. En los países en los que el sistema educativo de calidad es mayormente privado, o aquellos que queremos ofrecer a nuestros hijos la educación de la más alta calidad disponible en el mundo, necesitamos tomar el ahorro de forma seria.

Cuando tenemos un destino tan prioritario para nuestro ahorro, este propósito prima sobre cualquier otro.

Por ejemplo: sabes que tu coche ya no es el más nuevo, y estás loco por comprarte el nuevo modelo S de Tesla. Sabes que el dinero está ahí, en la cuenta bancaria esperando ser transferido. Y el tesla rojo multi capa justo está esperando ser conducido hasta tu estacionamiento. Son el uno para el otro.

¿Prefiero un auto nuevo o darle a mi hijo la mejor educación?

En ese momento haces la pregunta poderosa. “Qué prefiero: que mi hijo estudie en Harvard o tener el Modelo S”. Si para ti la educación de tu hijo es realmente prioritaria, siempre será tu elección.

Muchos de mis clientes han venido ahorrando sin un propósito o sin una idea clara de lo que buscan. Ahorran porque es conveniente ahorrar, no porque el ahorro esté destinado con total precisión para un fin prioritario.

En esos casos el ahorro es más vulnerable; sólo es cuestión de tiempo hasta que llegue el próximo antojo o el nuevo Iphone para ser usado.

Una meta como “Ahorrar 1.500 mensuales para completar 100.000 USD en diciembre de 2024 con el único propósito de cubrir la educación superior de mi hij@ en una de las universidades más prestigiosas del mundo, preferiblemente de la liga de la hiedra” es poderosa.

Ahorrar dinero a largo plazo para la educación de tus hijos

Cabe decir que conviene hacer las cuentas precisas: previamente has calculado

  • cuánto tiempo necesitas ahorrar
  • qué rendimiento tendrás por tus ahorros
  • si el monto planeado efectivamente será suficiente para el propósito

Cada persona tiene sus prioridades. Sólo tú sabes qué es lo más importante para ti. Lo importante es que lo tengas claro, definas de forma precisa el monto y el tiempo y ejecutes mes a mes sin falta hasta cumplirlo.

Baja liquidez

Esta es una de las estrategias más fáciles de cumplir y con mejores resultados instantáneos. Una de los motivos por los que Amazon es tan exitoso es porque es fácil comprar en su página. Falta un solo clic para ordenar desde una manzana hasta un coche.

Si es igual de fácil usar tus ahorros, despídete. Añade al menos 1 nivel de dificultad.

Para mis ahorros uso una cuenta con beneficio tributario. No puedo sacar dinero de esta cuenta a través del cajero automático ni de la tarjeta débito. Tengo que dar una instrucción por escrito al banco y esperar algunas horas a que el gerente apruebe y autorice la transferencia a mi cuenta convencional.

No es difícil, pero es más engorroso y demorado que una simple transferencia electrónica. Además, estas operaciones se pueden hacer solo en horario hábil, de lunes a viernes, de 9 am a 3pm. Todas estas limitaciones dificultan las compras por impulso con los ahorros.

Es igual que la comida. Si tienes 3 tarros de helado en tu congelador, puedes estar seguro de que te los comerás por mucha fuerza de voluntad que tengas. Si no los tienes, no te los comerás.

En conclusión, hazte la vida difícil para gastar tus ahorros. Es barato, inmediato y efectivo.

Rendimientos

Usa un tipo de cuenta que te de rendimientos, por bajos que sean. Ver mes a mes que llegan sin hacer nada 100 o 200 EUR sin hacer absolutamente nada es tan motivante como pocas cosas. Nuestro cerebro secreta endorfinas y empieza a calcular sólo: “…entonces, si ahorro xxx más al mes, me va a llegar yyy más en rendimientos…”

Uno necesita una motivación para ahorrar. Pocas motivaciones más grandes que recibir un ingreso totalmente pasivo. Cuanto más tienes ahorrado, más ingreso percibes.

Es claro que por estos días las cuentas bancarias no dan intereses; cuando los hay, la tasa es igual o menor que la inflación. Si este es tu caso, puedes buscar otras alternativas, como los ETFs compuestos por bonos soberanos o bonos corporativos de máxima calidad. ¿Te interesa?, te invitamos a leer el artículo “En qué Bonos Invertir”.

Descuentos automáticos

Esta es otra estrategia muy fácil de implementar y con resultados inmediatos y contundentes. Si te gustan las soluciones que no requieren mucho trabajo, y con impacto rápido, esta es una de ellas.

La versión light funciona así: Asegúrate que una parte de tu sueldo va mensualmente directo a la cuenta que destinaste para ahorrar (recuerda: ilíquida). De ahí en adelante no te tienes que preocupar por transferir, no tienes que pensar qué monto ahorrar este mes. Absolutamente nada.

Como es dinero que propiamente no te llegará, o al menos no a la cuenta a la que puedes acceder fácilmente, al final se te olvidará que ese dinero existe y no le echarás de menos. Este ejercicio mantenido durante años te producirá un nivel de ahorro que no creerías posible.

La versión recargada es así: Empiezas con la versión light. Hablas con el departamento de recursos humanos de la empresa para la que trabajas, para que de tu sueldo automáticamente transfieran a tu ahorro un monto determinado.

Luego, cuando te suben el sueldo sigues recibiendo el mismo monto de antes. Todo el incremento va directo a la cuenta especial para ahorrar, así como los todos los bonos o comisiones.

Como estás acostumbrad@ a gastar cierto monto, no vas a sentir ninguna diferencia en absoluto. Simplemente este dinero irá a parar a tu cuenta de ahorros sin que lo notes.

Prácticamente te olvidas de tu cuenta de ahorros. Con cada aumento, bonificación o comisión va más dinero a tu ahorro. Años después cuando llegue el momento de usar tu ahorro para el propósito original tendrás más dinero de lo que pudieras imaginar.

Más placer del ahorro que del gasto

Esta estrategia te explica por qué algunas personas siempre tienen dinero y ahorran mes a mes durante años y otras no logran ahorrar nada, nunca.

Hay personas a las que les gusta más ahorrar que gastar. Estas siempre tienen dinero.

Por otra parte, están a quienes les gusta más gastar que ahorrar. Frecuentemente no tienen dinero. Ahorrar les cuesta, cuando en absoluto lo logran.

Lamentablemente no tenemos en ingresopasivo.co una receta para que te deje de gustar el gasto y mágicamente te guste más el ahorro, si estás en el grupo de los gastadores.

Nuestra invitación es a que te conozcas mejor, y observes qué te gusta más. Es muy fácil. Respóndete las siguientes preguntas:

  • ¿Prefieres comprar el último Iphone o ver crecer tu cuenta de ahorros en 1.000 EUR?
  • ¿Prefieres esperar un año más con el mismo auto (teniendo el dinero disponible) o cambiarlo por el modelo más reciente tan pronto tengas el dinero?

¿Cómo te fue con las respuestas? ¿Ya sabes a qué grupo perteneces?

Celebra

Sin lugar a dudas esta es la estrategia más agradable de todas. SI llegas a una meta importante de ahorro, reconócete el esfuerzo. Digamos, tu meta era ahorrar 100.000 EUR en 10 años, bien vale la pena tomar 1.000 EUR para celebrar. ¿Un viaje? ¿Una joya? ¿Una noche en el Mandarin Oriental?

Disfrútalo sin remordimientos. Te lo has ganado. Recuerda que este premio también es un mensaje para tu subconsciente: ¡Lo hiciste bien! Vamos por la siguiente meta que tendrá un premio aún mejor.

Presupuesto

En el primer punto (imprevistos) afirmamos que “a mejor presupuesto, menos imprevistos”. El ejercicio de presupuesto funciona más o menos así:

La primera vez que presupuestas tendrás una gran desviación, es decir, muchos imprevistos. Probablemente no calculaste de forma exacta los daños del auto, o el mantenimiento de tu apartamento. Tal vez tu precisión sea del 70 al 80%.

El segundo año de tu presupuesto tienes el primer año como parámetro de comparación, y corriges muchas omisiones. Tu precisión aumenta a más del 90% de precisión. Sabes que el coche necesita mantenimiento y lo presupuestas. Sabes que tu apartamento necesita mejoras y mantenimiento y lo presupuestas.

Todos los electrodomésticos tienen una vida útil y un requerimiento de mantenimiento por pequeño que sea. Aprendes a presupuestarlo.

Al quinto año tu precisión puede ser superior al 98% y no hay sorpresas. Ya lo tienes todo cubierto.

A mejor presupuesto, menos imprevistos.

La mejor manera de aumentar la conciencia sobre la vida financiera es teniendo un presupuesto y haciendo seguimiento a su complimiento mes a mes.

Tenemos varios artículos que explican cómo hacer el presupuesto, como “ejemplo de presupuesto en Excel”, además de la plantilla PROFyT.

Conclusión

Ahorrar dinero a largo plazo es difícil porque requiere que venzamos muchas tentaciones:

  • Gastar el dinero en antojos
  • Dar al dinero ahorrado un uso diferente al inicialmente previsto
  • Cubrir imprevistos
  • Destinar el dinero a muchos pequeños usos, en vez de una gran inversión que realmente vale la pena
  • Supuestas inversiones extraordinarias o esquemas para ganar dinero rápido
  • Aparentar en vez de comprar lo que realmente se necesita

Algunas de las mejores estrategias para ahorrar a largo plazo son:

  • Tener un fondo de emergencia
  • Metas y un propósito relevante
  • Ahorrar en una cuenta con baja liquidez o difícil acceso
  • El ahorro debe producir rendimientos
  • Ahorra de forma automática sobre tu sueldo
  • Obtener más gusto del ahorro que del gasto
  • Celebrar en grande al lograr las metas de ahorro
  • Presupuestar

Los imprevistos realmente no son imprevisibles.

Artículos relacionados con el tema “Cómo ahorrar a largo plazo”

50 formas de ahorrar

Cómo proteger el dinero

Ingresos pasivos: 40 ejemplos reales

Cómo ahorrar dinero teniendo deudas

Cuánto ahorra de media un español


Esperamos que este artículo te haya dado luces sobre cómo ahorrar a largo plazo. Queremos conocer tu opinión: ¿Cuál es la estrategia que más te ha ayudado a ahorrar a largo plazo? ¡Deja tus comentarios abajo!

Artículos recientes